Consecuencias penales por falsificar un parte amistoso

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla dictó una sentencia el 20 de noviembre de 2018, que condenaba a un año de prisión a un conductor por falsificar un parte amistoso de accidente y presentarlo en juicio.

Condenando al autor por un delito de estafa procesal y falsedad de documento mercantil.

La sentencia en cuestión es la 633/ 2018, falla de la siguiente manera:

“Que debo condenar y condeno a … como autor responsable de UN DELITO DE ESTAFA PROCESAL de los art. 248 (LA LEY 3996/1995) y 250.1 (LA LEY 3996/1995) , 7ª del CP y UN DELITO DE FALSEDAD EN DOCUMENTO MERCANTIL de los art. 392 en relación con art. 390.1 (LA LEY 3996/1995),1 º y 3º del CP , sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de:

“1 AÑO DE PRISIÓN, CON ACCESORIAS DE INHABILITACIÓN PARA EL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO DURANTE LA CONDENA Y 6 MESES DE MULTA CON CUOTA DIARIA DE 6 € POR EL DELITO DE ESTAFA Y 6 MESES DE PRISIÓN CON ACCESORIAS DE INHABILITACIÓN PARA EL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO DURANTE LA CONDENA Y 6 MESES DE MULTA CON CUOTA DIARIA DE 6 € POR EL DELITO DE FALSEDAD EN DOCUMENTO MERCANTIL”

Debiendo abonar las costas judiciales e indemnizar al perjudicado Sr. Roman en la suma que se determine en ejecución de sentencia como daños y perjuicios causados en la colisión ocurrida el 4/01/2014 , entre su vehículo y el del condenado”

calcular indenmización por accidente

Los hechos que provocaron la condena por falsificar un parte amistoso

Un accidente de circulación en la confluencia de dos calles en Sevilla, en el que se vieron implicados dos vehículos.

 A consecuencia de los hechos ambos conductores implicados realizaron en ese mismo lugar el correspondiente parte amistoso de accidentes, en el que se hacía constar como responsable de la colisión a uno de ellos, el cual aparecía como tal marcado en la casilla de dicho parte que indicaba que la causa del accidente había sido “no respetar la señal de preferencia o semáforo en rojo”, procediendo ambos conductores a firmar el referido documento.

Con posterioridad y tras haber informado ambos conductores, a sus respectivas compañías aseguradoras de este siniestro, entre ellas no se alcanzó un acuerdo para la reparación de los daños y por ello el señor perjudicado, interpuso demanda en reclamación de los daños personales y materiales sufridos como consecuencia de la colisión.

La demanda, fue admitida a trámite y dio lugar a los autos de juicio verbal 637/14 del Juzgado de primera instancia número 20 de Sevilla.

En dicho procedimiento fueron convocadas las partes para la celebración de la vista oral el día 17/06/14, acto en el cual el letrado del responsable  presentó una prueba documental que incluía un parte amistoso de siniestro que previamente le había sido facilitado por el acusado, y que era distinto del que habían rellenado ambos conductores tras el accidente, no constando en este documento la marca de la casilla correspondiente a la causa del accidente, e imitando en el apartado correspondiente a los datos del conductor y vehículo contrario, la firma del señor perjudicado, que no intervino en la confección de este documento.

Como consecuencia de dicha documental, la demanda que presentó el perjudicado fue desestimada mediante sentencia.

Con ello el ahora condenado, realizo un documento falso, que presentó ante el tribunal que provocó la desestimación de la demanda del perjudicado, que provoco un engaño suficiente en el juez que tuvo que dictar la sentencia y lo que provoca que se haya provocado un delito de estafa judicial.

La sentencia explica que esto lo hace plasmando solamente su firma, pero sin rellenar el texto del documento, algo que “no es creíble para la Audiencia” porque la prueba pericial señala al acusado como “autor de toda la signatura de parte”.

abogados especialistas en accidentes de tráfico

Delito estafa procesal en la falsificación de un parte amistoso

Este delito que se consuma cuando se pronuncia una resolución judicial motivada por el engaño que le han provocado. El Tribunal Supremo establece que para que se dé este delito el sujeto pasivo engañado es el titular del órgano jurisdiccional (Es decir, engaño en el JUEZ) a quién, a través de una maniobra procesal idónea, se le induce a seguir un procedimiento y/o a dictar una resolución que de otro modo no hubiera sido dictada.

El delito de estafa procesal está tipificado en el artículo 250.7 del Código Penal como un subtipo de estafa agravada castigado con la pena de prisión de 1 a 6 años y multa de 6 a 12 meses. 

Cuando se cometa estafa procesal. Incurren en la misma los que, en un procedimiento judicial de cualquier clase, manipularen las pruebas en que pretendieran fundar sus alegaciones o emplearen otro fraude procesal análogo, provocando error en el juez o tribunal y llevándole a dictar una resolución que perjudique los intereses económicos de la otra parte o de un tercero.

¿El parte amistosos es un documento mercantil o un documento privado?

Esta era una cuestión controvertida, porque en ocasiones los partes amistosos se consideraban como documentos privados, hasta que en mayo del año pasado lo aclaró Tribunal Supremo con una sentencia en la que estableció que los partes amistosos son documentos mercantiles que forman parte de la documentación del seguro.

La diferencia es de vital importancia, porque las penas para la falsificación de documento privado se cantiga con penas que van desde los 6 meses a 2 años de prisión, y en este supuesto, se castiga en el Código Penal en su artículo 392 con pena de 6 meses a 3 años de prisión y multa.

Si quiere contactar con nuestros Abogados especialistas en Accidentes de tráfico, o quiere que concretemos cualquier cosa, puede dejarnos un comentario en este mismo artículo o puede mandarnos un formulario de contacto.

clínicas de accidentes de tráfico