Aunque los daños materiales parecen fáciles de determinar, en los juzgados abundan los asuntos que tienen que ver con este tipo de problema porque no siempre las indemnizaciones acordadas satisfacen a las personas que han sufrido el daño por la imprudencia de otro. ¿A qué tenemos derecho?

¿Cuánto dinero me corresponde si mi coche es declarado siniestro total?[/caption] En determinadas situaciones, tenemos derecho a recibir una indemnización económica. Pero esta indemnización, ¿a cuánto dinero asciende? Ascendería al valor de mercado y/o al valor que nosotros creemos que tiene.

calculadora-indeminización

¿Y si queremos reparar el vehículo?

Existen muchos problemas en estos supuestos. Para solucionarlo acudiremos a los conceptos de Siniestro Total o pérdida total del vehículo y el de valor venal, para intentar aclarar los problemas que pueden surgir:

Siniestro total

Siniestro total se da cuando se produce la destrucción total del vehículo, a consecuencia de un siniestro (accidente, golpe, robo o destrucción…) de forma que la reparación de los daños producto del siniestro no es viable. Puede ser considerado no viable desde el punto de vista técnico o económico. La reparación técnicamente no es viable cuando no es posible devolver el bien dañado (coche, moto o otro tipo de vehículo) a las mismas condiciones de uso, estética y seguridad que tenía con anterioridad a producirse el accidente o siniestro. La reparación económicamente no es viable si el coste económico de la misma es más elevado que el valor que el vehículo tendría en el mercado.

abogados-accidente

Valor Venal

Jurídicamente, Valor Venal es el valor económico que obtendría el propietario de su vehículo usado si en el día de hoy decidiera venderlo. Aplicado a un accidente, se consideraría el precio de venta que tendría el día del siniestro. De esta manera, el importe a reclamar como posible indemnización estará sujeto a los precios de mercado de ese día concreto. Dichos precios se rigen en función de la antigüedad, estado de desgaste o conservación, así como la oferta y demanda del momento.

Reparar el vehículo y/o percibir una indemnización

Una vez hablado del artículo 18 de la Ley 50/1980 sólo consideraremos siniestro total cuando técnicamente no sea posible su reparación. En el resto de casos el perjudicado podrá reparar su vehículo aunque el coste de la reparación sea más alto que el coste de mercado, asumiendo dichos costes la compañía de seguros del conductor causante del siniestro. Para el resto de supuestos en los que el vehículo técnicamente no se pueda reparar, existen aspectos básicos que hay que apreciar en cada caso para determinar la indemnización que se va a pagar:

  1. La antigüedad del vehículo.
  2. Los daños que ha sufrido el vehículo.
  3. Los precios de mercado de vehículos de similares características.

clínicas-accidente

Estos criterios deben de ser valorados o tasados por un perito tras efectuar el pertinente estudio del vehículo según los aspectos citados anteriormente: antigüedad, daños, precio mercado…

Negociar la indemnización con la compañía de seguros

Normalmente, lo que la compañía de seguros nos ofrecerá como indemnización por el vehículo siniestrado será el valor venal tasado pero a la baja. Y es por vía judicial cuando se consigue que la indemnización se ajuste al precio objetivo de la tasación de mercado. Así mismo, nuestros abogados especializados en accidentes de tráfico están viendo que las compañías de seguros tienen un mayor poder de negociación ya que la vía judicial actualmente requiere de un pago de tasas. Muchos damnificados, sin el debido asesoramiento legal, están aceptando esta indeminzación a la baja, sin ser realmente conscientes de la pérdida que están asumiendo.